Una Noche Sin Mañana

Hoy el día se siente triste, el clima no me ayuda me pone aun mas patética y llena de emociones que no se como controlarlas.

Me dijiste que ya no te llame, ni te siga, ni te busque. Pero no entiendo fuiste tu el que con ansias, me cogiste.

Que acaso no te acuerdas, era una noche tan bonita donde al lado mio te sentaste, me ofreciste un trago y nos la pasamos platicando y coqueteando toda la noche. Hablando de tonterías y de lo tanto que odiabas tu trabajo y que soñabas con tener tu propio negocio, una mujer que te entendiera y una vida muy de aquellas.

Yo te conté de mi, y de los tantos sueños que tenia. Después de varios tragos, unos besos y tus manos deslizándose por mi pierna, por debajo de mi falda, hasta tocarme lo prohibido, dentro de mi había un debate, si dejarte o pararte pero no podíamos resistirnos, se veían y se sentían las ganas que teníamos de estar los desnudos tocándonos sin calma.

Nos pediste un uber y me llevaste al hotel donde te hospedabas, con tu traje de corbata muy sexy tu te mirabas. En el Uber te besaba, pasaba mis manos por tu pene y sentía todo entre tus piernas. Tu me agarrabas fuerte y metías tus manos de nuevo bajo mi falda.

Al fin llegamos al hotel, subimos a tu cuarto y me desgarraste la camisa, los pantalones y la tanga que llevaba puesta. Quede desnuda frente a ti, me tocabas cada parte de mi cuerpo, me pasabas tu lengua por mis labios y de ahí los dos apasionados nos cogíamos como nunca habíamos cogido. Me volteabas y me la metías por atrás, se sentía tan rica que no quería parar. Me lo hacías tan bien, con tantas ganas, pasión y locura.

Te di la mejor noche, mi cintura, mis pechos y toda mi cordura.

Y ahora te llamo y no me contestas? Te busco y me dicen que ya te fuiste. Por lo menos dime, que solo fui tu one night stand. Tu puta de una noche.

Y esta bien si me consideras fácil, eso a mi no me importa. Yo decido lo que hago con mi cuerpo y con quien lo hago. Pero al menos me lo hubieras dicho, me hubieras hablado claro y poner las reglas en ese preciso momento, de que lo nuestro solo seria una noche y que no pasaría de eso, solamente una noche y una buena cogida.

Pero no, no fue así. Duramos horas en el bar, platicamos de un futuro, de un mañana, de un mañana que existe.

Vivimos una noche, sin mañana.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s